Acceso clientes

Un medio alternativo a la vía judicial al que pueden recurrir las personas que son parte de una determinada relación jurídica para la resolución de un conflicto.

Es un procedimiento por el cual se somete una controversia, por acuerdo de las partes, a un tercero ajeno a ellas, un árbitro o a un tribunal de varios árbitros, y se dicta una decisión/laudo sobre la controversia que es obligatoria para las partes.

Al escoger el arbitraje las partes optan por un procedimiento privado de solución de controversias, en el que el procedimiento y el laudo que se dictan son confidenciales.

CARACTERÍSTICAS

La selección de árbitro o arbitros es consensual
- El árbitro es neutral
- La decisión arbitral/laudo es definitiva y fácil de ejecutar
- Es un procedimiento confidencial
- Es rápido y eficaz

arbitraje

¿POR QUÉ RECURRIR AL ARBITRAJE EN CONTROVERSIAS?

Los derechos y obligaciones de las partes son útiles en la medida en que su protección es efectiva. En este contexto, el arbitraje, como procedimiento privado y confidencial, es un medio utilizado por las partes para solucionar sus controversias sometiéndolas a la decisión de un árbitro, tercero neutral.

ÁRBITROS

Los procedimientos eficaces dependen en gran medida de la calidad de los árbitros.
Las controversias en materia civiles y mercantiles no solamente exigen que el árbitro esté perfectamente familiarizado con el procedimiento, sino que también posea conocimientos especializados en la esfera de la materia objeto de la controversia.


La Fundación Narac pone a disposición de ambas partes perfiles detallados del árbitro de elección.

Los árbitros de la Fundación Narac ofrecen una especialización en relación con las necesidades específicas de las partes en cuanto a la controversia.